miércoles, 16 de septiembre de 2015

Jacareí, 13 de Septiembre del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

(Marcos): “Sí. Sí. Haré eso. Sí Querida Madre, lo más pronto posible yo haré. Sí. Sí, haré.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Aparición de la Madre en La Salette, llorando por los castigos que vendrán a la pobre humanidad, delante de los Pastorcillos: Melania y Maximino (Francia-1846)

“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando ustedes ya conmemoran Mi Aparición en La Salette, deseo nuevamente decirles: “Soy la Madre Dolorosa de todos ustedes. Soy la Madre que aún hoy sufre por la pérdida de tantos Hijos Míos que salieron del buen camino de la salvación y caminan todos los días el camino del pecado que lleva a la condenación eterna.”

Soy la Madre Dolorosa de todos ustedes, que a cada hora que pasa, ve más un Hijo alejarse de Mí y perderse eternamente. 

Soy la Madre de todos ustedes, llena de dolores, que aún hoy, llora por la pérdida eterna de tantos Hijos Míos, que van por el camino de la perdición. 

Yo lloro porque en estos tiempos malos en que ustedes están viviendo, el hombre se alejó de Dios, se rebeló contra Dios, quiso librarse de Dios y ser independiente de Dios. Y eso hizo con que el ser humano se tornase: egoísta, malo, se tornase violento, dado al pecado y transformase el mundo en este mar de desorden, pecado y violencia que hoy ustedes ven. 

SOLO DIOS ES “AMOR”. El hombre por la fe y por la unión con Dios, tiene el Amor de Dios. Cuando el hombre se aleja de Dios, pierde este “Amor”, no puede tener este “Amor”, porque el “Amor” no procede del hombre, procede de Dios, solo Él es el “AMOR”. Por eso, el ser humano al querer ser independiente de Dios, perdió el “Amor” por Dios y por su prójimo.

Y hoy, la regla de vida del ser humano y de la sociedad es únicamente: el egoísmo, el querer derribar al otro para vencer y prevalecer sobre todos. Por eso, en medio de ustedes abundan ahora: las injusticias, las maldades, los errores, la violencia, la discordia, y las guerras. 

Lloro porque en las familias no hay más la Oración del Rosario, solo programas venenosos y pecaminosos de TV, Cine y hasta de ese nuevo medio de comunicación que ustedes tienen: Internet. 

Sí, en las familias no hay más Oración, solo programas malos y otras cosas que comen el tiempo, que consumen el tiempo de Oración. Por eso en las familias solo hay luchas, discordias, egoísmo, los corazones están fríos y distantes unos de los otros. No hay más bondad, ni delicadeza, ni comprensión, ni gentileza, ni amor. 

Y es por eso que muchas familias se tornaron tumbas, sepulcros, donde el “Amor” murió, donde la unión murió, donde la Paz murió, donde el Cariño murió.

Lloro porque ahora la Iglesia conoce la hora de su mayor tiniebla, de su mayor apostasía. Los Pastores de la Iglesia abrieron las puertas: para los errores, para el comunismo, el protestantismo, el modernismo y todas las demás cosas que oscurecieron la belleza, la santidad de la Iglesia y la luz de la Verdad, de los Dogmas de la Iglesia. 

Por eso ahora los errores terminan de ser asimilados y absorbidos por el pueblo, que envenenado durante tantos años, ahora agoniza y muere espiritualmente. 

Solamente Yo puedo revertir esa situación y salvar las almas de esos Mis Hijos que envenenados por los errores de esos Sacerdotes Judas Traidores, ahora están agonizando para morir espiritualmente. 

Si ellos aceptan la ayuda que Yo doy, que son Mis Mensajes, aún tendrán salvación. Si no aceptan, estarán irremediablemente perdidos para la eternidad. Por eso les invito a todos Hijitos, a aceptar Mis Mensajes y hacer los Grupos de Oración que Yo pedí por todas partes. Ellos serán el antídoto, ellos serán el remedio que irán salvar espiritualmente muchas almas que están envenenadas por esos errores. 

Solamente Mis Mensajes, Mis Rosarios Meditados, las Horas de Oración que Yo les di aquí, solamente las películas que Mi Hijo Marcos hizo para ustedes, podrán salvar a esas almas envenenadas por tantos años de errores y de venenos mortales, que fueron inyectados en ellos en los sermones, en los Grupos de la Iglesia que ahora conoce la hora de su agonía mortal. 

Si ustedes Mis Hijos aún hoy aceptan Mi ayuda, aceptan Mi mano, Yo podré salvarles y podré reconducirles por el camino de la Conversión, de la Oración y de la Salvación a Dios. 

Si no aceptan, muy pronto Mi Hijo vendrá para castigar a todos aquellos que no quisieron oír Nuestros Avisos, Nuestros Llamados y prefirieron seguir a los lobos, a los Judas Traidores, que mintiendo, les enseñaron a desobedecernos y a callar la voz de los Profetas. 

Yo lloro porque en la sociedad no hay más orden, ni paz, ni armonía, ni caridad, ni bondad. Cada uno desea prevalecer sobre su prójimo, derribarlo, pasar por encima de él y vencer. Por eso, la sociedad de ustedes se tornó un desierto de odio, de egoísmo, de falsedad, de envidia, de maldad e injusticia. 

Solamente Yo puedo salvar a la sociedad en que ustedes viven, si ella acepta Mis Mensajes, si hace los Grupos de Oración que Yo pedí, aún podrá ser curada y salva. De lo contrario, este cáncer mortal que la devora, terminará por matarla, explotando en una Gran Tercera Guerra Mundial, donde los hombres se matarán unos a los otros hasta que nadie sobreviva. 

Entonces, la raza humana desaparecerá de la faz de la tierra y será toda arrojada en las Llamas Eternas donde tendrá finalmente su final doloroso. Si el mundo acepta Mi última oferta, Mi último llamado a la conversión que hago aquí, tendrá la salvación, de lo contrario, está perdido. 

Yo lloro porque doy Mensajes y no soy oída, muestro Mis Lágrimas hasta de sangre en Mis Imágenes y no soy creída, no soy consolada. Doy señales aquí para confirmar Mis Mensajes y ni así los corazones se abren para Mí. 

¡Como ustedes son duros de corazón Mis Hijos! La dureza de sus corazones es tan grande que ustedes se tornaron más duros de corazón que las piedras. 

¡Oh Mis Hijos! Aún hoy escuchen Mi Llamado, atiendan Mi Mensaje, sequen Mis Lágrimas de Dolor que Yo derramé en La Salette, que Yo derramé también aquí en tantas de Mis Apariciones a Mi Hijito Marcos y a través de esta Imagen, para que todos pudiesen ver Mis Lágrimas. 

Sequen Mis Lágrimas con la Oración, con el “Sí” de ustedes a Mi Voluntad, a Mis Mensajes, colaborando con Mi Plan de Salvación de la humanidad. Entonces Mis Hijitos, Mi Corazón Inmaculado curará a la sociedad, a la Iglesia y a la humanidad, carcomidas por el cáncer del pecado y de la obstinada rebelión contra Dios. 

Y entonces podré reconducir a todos Mis Hijos a Dios, a la Salvación y a la Paz definitiva que solo Dios puede dar. 

Yo coloqué toda Mi esperanza en ustedes, ustedes son la última esperanza del mundo, son Mi última esperanza, no Me decepcionen, no decepcionen a Dios, que espera tanto de ustedes y que pone toda Su confianza en ustedes. 

Atiendan al Llamado del Señor, den alegría, satisfacción y orgullo al Señor, de ser Padre de Hijos que verdaderamente lo aman, lo obedecen, trabajan por Él y luchan para combatir el pecado y Satanás, y para convertir el mundo, transformándolo en un mundo de Santidad, Paz y Amor a Dios. 

Den a Mi Corazón la alegría y el orgullo, de ser Madre de Hijos que verdaderamente Me aman, Me obedecen y trabajan Conmigo por la conversión de la humanidad. 

Yo les amo mucho a todos y les escogí con inmenso amor para venir aquí, para conocerme y para ser del número de los Electos, de los Predestinados, de aquellos que ya tienen su morada reservada en el Cielo. Cuiden de no perderla por el pecado mortal y por el obstinado rechazo de ustedes de aceptar Mi última invitación a la conversión. 

De todo, de todo que les he dicho el fin es: “Teman a Dios y guarden Sus Mandamientos, pues, ese es el deber de todo hombre y la Voluntad de Dios al respecto de ustedes.”

Divulguen Mis Mensajes de La Salette, porque el Mensaje de La Salette no fue dado a conocer, no fue divulgado y no fue obedecido por el mundo, ahora Satanás triunfa en tantas familias, en tantas almas y en tantas naciones. 

Divulguen La Salette, hagan con que todos respondan “Sí” a Mi Mensaje de La Salette y Mi Corazón Inmaculado finalmente triunfará. 

En La Salette comencé Mi Plan de Salvación y lo terminaré aquí. Mi Aparición en Jacareí es la coronación de La Salette, por eso Hijitos, cuento con todos ustedes para terminar aquello que comencé y entregar a Mi Hijo Jesús que está volviendo en la Gloria, un pueblo santo, para Su Adoración, Su Gloria, Su Honor y Su Alabanza. 

A todos Yo bendigo ahora con amor: de LA SALETTE… de MEDJUGORJE… y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos Amados. La Paz a ti Marcos, el más ardiente Apóstol de Mi Mensaje de La Salette. 

Mi Corazón Inmaculado recibió gran Gloria de ti por la película que hiciste de Mi Aparición en La Salette, y tantas cuantas fueren las almas que se conviertan por esa película que hiciste y por el próximo que estás haciendo, tantas cuantas serán las Coronas de Gloria que Yo te daré en el Cielo. 

E igualmente recompensaré generosamente a todos aquellos que ayudaren a Mi Hijo Predilecto Marcos a tornar La Salette, Mi Mensaje de La Salette, conocida y obedecida por todos.” 

Aqui les dejo el link donde podrán leer y divulgar a todos cuantos puedan el Mensaje y el Secreto de La Salette a toda la humanidad: http://mensajedenuestrasenora.blogspot.com.br/2012/04/las-apariciones-de-la-virgen-maria-en.html

Jacareí, 12 de Septiembre del 2015 - Mensaje de la Virgen María y de Santa Lucía a través del Vidente Marcos Tadeu

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA 

La Madre de Dios llorando en la Alta Montaña de La Salette (Francia-1846), por lo que el mundo viviría en el fin de los tiempos, entre ellos: la Pérdida de la Fe.

“Mis Queridos Hijos, hoy, cuando ustedes ya están celebrando aquí el aniversario de Mis Apariciones en La Salette, vengo nuevamente para decirles: “Lloro porque hasta hoy Mi Mensaje de La Salette no fue dada a conocer al mundo.”

Lloro porque hasta hoy Mi Mensaje de La Salette no fue obedecida por la mayoría de Mis Hijos. Por eso, el mundo se hundió cada vez más en el pantanal de la violencia, de la inmoralidad, de la impureza, de los vicios, de los crímenes que ahora abundan y dominan toda la faz de la tierra. 

Lloro porque Mis Lágrimas de La Salette no fueron secadas, por el contrario, ellas fueron aumentadas por los pecados de la humanidad, por los pecados y escándalos de las almas consagradas a Dios, del clero de la Iglesia. Ellas fueron aumentadas por tantos Hijos Míos que hasta hoy viven despreciando Mi Amor, despreciando el Amor de Dios, caminando en el camino de la apostasía, del paganismo, del pecado, de la enemistad de Dios. 

Lloro porque a cada hora que pasa, Yo pierdo más un Hijo que se aleja de Mi Corazón y cae en pecado, y no hay nadie para ayudarme a salvar a las almas, casi nadie que lleve Mis Mensajes al mundo entero.

Lloro porque la mayoría de Mis Hijos son perezosos y no quieren ayudarme, no quieren trabajar para Mí y Conmigo, haciendo los Grupos de Oración por todas partes para divulgar Mis Mensajes. 

Lloro porque Mis Hijos son perezosos y envés de pasar más horas en Oración intercediendo por la salvación del mundo, prefieren pasarla en pasatiempos y diversiones inútiles. 

Lloro porque cada vez más Mis Mensajes, Mis Apariciones, Mis Lacrimaciones: son negadas, escarnecidas, perseguidas, calladas y escondidas. Y por eso, el mayor número de almas va condenándose y Satanás triunfa. 

Lloro porque no hay almas valientes y con coraje como Mi Hijito Marcos, como tantos Santos del pasado que Me defendieron, que lucharon por Mí y por Mis Mensajes. Y por eso a cada día que pasa Satanás triunfa. 

Lloro porque no hay quien escuche Mis Lamentos Maternos en este tan vasto desierto que se tornó el mundo. 

Recen Mis Hijos, consuelen Mi Corazón, sequen Mis Lágrimas haciendo todo lo que ustedes puedan, para tornar Mis Mensajes conocidas del mundo entero. Hagan todo lo que puedan para secar Mis Lágrimas de dolor derramadas en La Salette, para ayudarme en Mis Planes de Salvación de la humanidad. 

La Salette es la salvación del mundo, si Mi Aparición de La Salette fuera conocida, las almas se convertirán, serán tocadas por el dolor de Mis Lágrimas y habrá para el mundo la esperanza de salvación. 

¡Vayan! Lleven Mi Mensaje de La Salette a todos. Yo estaré con ustedes para ayudarles en esa misión ardua, hasta incluso con Gracias Especiales, Yo trabajaré y ayudaré la divulgación de ustedes para tocar los corazones. 

¡Vayan! Lleven Mi Imagen de La Salette con la película que Mi Hijo Marcos hizo para ustedes de esta Aparición, para que así, el mayor número de Mis Hijos se reúnan con ustedes a Mi alrededor como una Corona de Rosas Místicas: de Amor, Cariño, Oración y Penitencia.

A todos Yo bendigo con amor: de LA SALETTE… de LOURDES… y de JACAREÍ.”

Aquí dejo el link para leer el contenido del Mensaje y el Secreto de la Aparición de la Madre de Dios en La Salette (Francia-1846): http://mensajedenuestrasenora.blogspot.com.br/2012/04/las-apariciones-de-la-virgen-maria-en.html

MENSAJE DE SANTA LUCÍA 

“Amados Hermanos Míos, Yo, Lucía, vengo del Cielo hoy con la Madre de Dios para decirles: “Sean los ecos de La Salette, llevando el Mensaje que la Madre de Dios dio a todo el mundo, porque en este Mensaje que Ella dio en La Salette y en el Secreto, está todo lo que ustedes necesitan para una verdadera conversión, para llegar a la Santidad, para agradar a Dios y para solucionar todos los problemas del mundo.”

El problema del mundo es el pecado, el alejamiento de Dios, la enemistad contra Dios y Sus Mandamientos, éste es el gran mal del mundo y el origen de todos sus problemas. 

Y en el Mensaje de La Salette y en el Secreto, la Madre de Dios les dio lo que ustedes necesitan para renunciar al pecado, para destruir el organismo maligno del pecado, para que así, este gran cáncer finalmente muera y el mundo finalmente pueda revivir en el Amor de Dios. 

Divulguen La Salette, sean los ecos de La Salette, pues, solamente divulgando La Salette por todas partes, por todo el mundo, por todos los lados, es que el mundo podrá encontrar el verdadero camino que lleva al Cielo, a la Salvación y a la solución de los problemas mundiales en medio de tantas voces mentirosas y falsas que hoy se levantan para engañarles y para alejarles de la Madre de Dios. 

Permanezcan fieles a La Salette, al Mensaje y al Secreto de la Madre de Dios, sean los ecos de ese Mensaje y de ese Secreto, y combatan a todos los enemigos de La Salette que no serán pocos, con coraje y valentía. 

Cuanto más ustedes tornaren La Salette conocida y amada, más y más almas saldrán de la ceguera espiritual, saldrán de los errores y de los engaños en que viven, y vendrán para la luz, para el verdadero camino de la luz que lleva para el Cielo, el camino de la conversión y de la penitencia. 

Yo, Lucía, siempre estoy con ustedes y nunca les abandono. Continúen rezando Mi Coronilla todos los días o por lo menos una vez por semana. Aún tengo muchas Gracias para darles, solo estoy esperando oírles pedirme a través de Mi Coronilla y vendré. Vendré repleta de Gracias para derramar sobre ustedes. 

Ustedes que están aquí en este Santuario, que creen en estas Apariciones de la Madre de Dios aquí, no teman nada, Yo soy a favor de ustedes, Yo soy la Defensora y Abogada de ustedes, Conmigo al lado de ustedes no necesitan temer nada ni nadie. 

Por eso Mis Amados Hermanos, confíen en Mí, recen y ustedes verán que Yo actuaré en la vida de ustedes, para el bien y la salvación de ustedes. Yo jamás quito Mis ojos de ustedes y Mi Corazón está atento a los latidos de sus corazones.

A todos Yo bendigo con amor: de SIRACUSA… de CATANIA… y de JACAREÍ.”

(Marcos): “Hasta pronto.”

Jacareí, 07 de Septiembre del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Amados Hijos, Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz, hoy conmemoran aquí un aniversario mensual más de Mis Apariciones.

Mis Apariciones aquí son la gran prueba de Mi Amor por todos ustedes Mis Hijos. Sí, aquí Mi Amor se manifiesta en Mis Apariciones por todos, por todos ustedes de una manera como nunca hice antes en toda la historia de la humanidad.

Verdaderamente vine a traer la Paz, pero los hombres no comprenden que si no se convierten, si no renuncian al pecado, si no obedecen Mis Mensajes, no puedo darles la Paz.

Una casa no puede ser construida encima de un pantano, de lo contrario caerá. Yo no puedo dar la Paz a una persona que está en el pantano del pecado. Es necesaria que la Paz sea construida sobre el terreno firme de la Conversión, de la Oración, del Amor a Dios. Por eso, les llamo a la conversión que hará con que ustedes se tornen dignos de recibir el Don Divino de la Paz en sus vidas.

Yo Soy la Reina y Mensajera de la Paz y vine aquí a ofrecer la Paz al mundo por la última vez. Vine a llamar al mundo a la conversión por la última vez. Esto significa Mis Hijos, que si ustedes rechazan Mis Mensajes, si rechazan la última oferta de salvación que Dios les hace por medio de Mí, ustedes cerrarán la puerta de la salvación para ustedes mismos para siempre.

Por eso Yo les pido: “No cierren la puerta de la salvación a ustedes, rechazando Mis Mensajes, pero antes, acéptenlas y vívanlas para el bien de ustedes mismos, para la salvación de ustedes mismos.”

Yo les amo a todos y deseo que comprendan finalmente, que la Perfecta Caridad, el Amor Divino, Mi Llama de Amor, solo crecerá en ustedes si ustedes renuncian al pecado, a la carne y a la voluntad de ustedes. Solamente así habrá espacio en sus almas para que el Espíritu Santo y Mi Llama de Amor actúen.

Yo Soy la Reina del Brasil, hoy, en el día de su patria les digo: “Satanás juró destruir el Brasil y transformarlo en su reino de tinieblas, de pecado, de comunismo, de protestantismo, de espiritismo, violencia y vicios.”

Pero Mi Corazón Inmaculado triunfará aquí, triunfará porque Brasil Me pertenece y Me fue consagrado, Me pertenece porque los Santos que vivieron aquí, también los fundadores, los descubridores de este país, de esta Ciudad donde Yo aparezco, Me consagraron esta tierra que es Mía y no permitiré que Satanás se apodere de lo que es Mío.

Salvaré el Brasil por causa de todo lo que hizo y hace por Mí Mi Amadísimo Hijito Marcos, el más obediente y cariñoso de Mis Hijos para Conmigo. Sí, salvaré este país, para que él viva en paz aquí, rece en paz. Salvaré este país para que Mis Hijos Amados vivan en paz, para los que son fieles a Mis Mensajes vivan en paz aquí.

Por eso les digo Hijitos: “Por ahora parece que la serpiente infernal triunfa, pero cuando ella menos espere, aplastaré mortalmente su cabeza.”

Por eso, continúen rezando Mi Rosario Meditado y todas las Oraciones que Yo les di aquí, por la salvación del Brasil.

Por un milagro súbito, inesperado y jamás imaginado salvaré el Brasil. Y la Gloria del Señor que Me envió aquí en Jacareí, brillará delante del mundo entero y Mi Corazón Inmaculado triunfará.

A todos hoy bendigo con amor: de MEDJUGORJE… de PALERMO… y de JACAREÍ.”

Jacareí, 06 de Septiembre del 2015 - Mensaje de la Virgen María a través del Vidente Marcos Tadeu

Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV 

(Marcos): “Que bueno que te gustó Señora la nueva Setena, si quedó de tu agrado Señora, es todo lo que importa. Y si quedaste feliz Señora por haber sido un suceso absoluto, mi felicidad y alegría son mayores aún, son en doble. Sí Señora, sí. Usted sabe Señora que estoy con muchas cosas para hacer, mucho trabajo, pero me esforzaré para hacer otra lo más breve posible, inmediatamente este mes. Yo ya la estoy haciendo; la vida de Maximino y Melania no podré mostrar porque no tengo como, no tengo material para eso. Pero mientras la conexión de Fátima y La Salette, eso Señora puede contar que haré. Sí, sí, sí, haré también.”

(Diálogo entre el Vidente y la Madre de Dios)

MENSAJE DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

“Mis Queridos Hijos, hoy, víspera del día 7, día consagrado a Mí, vengo nuevamente a decirles: “Grande es el Amor de Dios que Me envió aquí, grande es Mi Amor por ustedes Mis Hijos, que Me hace continuar aquí durante tantos años, a pesar de la dureza de tantos corazones y a pesar también de la ceguera de tantos que no quieren aceptar Mi Amor, que no quieren aceptar Mis Mensajes para su propio bien, para su salvación.”

Mis Hijos, Mi Amor por ustedes es tan grande y es este Amor que Me hace continuar viniendo aquí todos los días, para trabajar y luchar por la salvación de ustedes.

Recen, los días son malos y solamente aquellos que rezan mucho no serán tragados, no serán engullidos por tantos males que ahora vienen de todos los lados contra los Verdaderos Hijos de Dios.

Recen, el Rosario será la defensa de ustedes, el Rosario será el Arca de Noé, el Arca de protección de ustedes, el Rosario será la victoria de ustedes, el Rosario será la trompeta poderosa de Jericó que hará con que las murallas de las oposiciones, de las dificultades, de las persecuciones, de la apostasía, caigan por tierra y Mi victoria en ustedes y con ustedes sea completa.

Sí, también no habrá pecado ni defecto que no podrá ser vencido con la Oración de Mi Rosario, que como dijo Mi Hijito Marcos, es más poderoso que una bomba atómica.

Sí, Mi Rosario es más fuerte que todas las bombas del mundo, Mi Rosario es más fuerte que el pecado, Mi Rosario es más fuerte que Satanás.

Yo lo vencí en la batalla de Lepanto por la Oración de Mi Rosario y será ahora en la última batalla que Yo estoy trabando con él, será ahora en esta última batalla que volveré a vencerlo de nuevo por el poder de Mi Rosario.

Por eso, hagan los Grupos de Oración por todas partes para rezar el Rosario, para enseñar a todos a rezar Mi Rosario, las Oraciones y las Coronillas que les di aquí. Por medio de esas Oraciones, Yo salvaré muchas almas, salvaré el Brasil, salvaré el mundo.

Mediten Mis Hijos, mediten el gran Amor de Dios que les escogió a pesar de los pecados del pasado de ustedes para estar aquí en Mis Apariciones y aquí ser formados, educados y guiados por Mí misma rumbo al Cielo.

El Amor de Dios fue más fuerte que los pecados de ustedes, el Amor de Dios es más fuerte que el mal y que el pecado que aún hay en ustedes. 

Por eso que el Amor de Dios Me hace venir aquí, Me trae hasta aquí todos los días para continuar dando Mis Mensajes y Mis Gracias a ustedes, para que ustedes puedan verdaderamente a través de Mi Amor conocer el Amor de Dios y en Él, en este Amor tener la salvación.

Yo les amo y estoy junto de ustedes en los sufrimientos y en las dificultades que ustedes pasan. Mañana en el día que Yo escogí y reservé para Mí y que es el aniversario mensual de Mis Apariciones aquí, derramaré grandes Gracias a todos que estuvieren aquí delante de Mi Imagen Milagrosa.


Mañana el Padre Me concedió Gracias Especiales para dar a Mis Hijos que estuvieren Conmigo aquí en Oración, consolando Mi Corazón y rezando Conmigo por la salvación del mundo entero.

Mis Hijos, hagan más lectura espiritual. Ustedes andan secos, áridos y confusos porque no han hecho la lectura espiritual. La lectura espiritual les dice lo que deben hacer, les muestra cuáles son sus defectos, aquello que no está bien en ustedes y muestra las Virtudes que ustedes deben practicar, para así vencer sus defectos.

Recen, solamente con la lectura espiritual y sus oraciones, serán más fuertes que el mal y que el pecado, y conocerán el camino de la Santidad que ustedes deberán seguir.

El alma que hace la lectura espiritual todos los días no camina en tinieblas porque la lectura espiritual es luz, es luz de Jesús. Y Jesús dijo: “Quien me sigue no camina en tinieblas.” 

Quien verdaderamente medita en las palabras de Mi Hijo, medita en Mis palabras, medita en las Apariciones que Yo hice en el mundo entero que Mi Hijo Marcos dio a conocer en estas películas, en estos Rosarios, quien medita en esos Rosarios que son extraordinarios, para aquellos que en ellos piensan, estos no caminan en las tinieblas.

Por eso Mis Hijos, salgan de la confusión espiritual, salgan del desnorte espiritual, leyendo y meditando Mis Mensajes que Yo les doy aquí, la vida de los Santos y entonces, todo quedará claro para ustedes. 

A todos Yo bendigo con amor: de LOURDES… de AKITA… de CHIVITAVECHIA… y de JACAREÍ.”

El Secreto - La Aparición de la Virgen Maria en La Salette, Francia - 1846



El Secreto

Melanie, lo que voy a decirte ahora no será siempre un secreto; puedes hacerlo público en 1858.

Los sacerdotes, ministros de mi Hijo, los sacerdotes, por sus vidas malvadas, por sus irreverencias y su impiedad en la celebración de los santos misterios, por su amor al dinero, su amor a los honores y los placeres, los sacerdotes se han convertido en cloacas de impureza. Sí, los sacerdotes están pidiendo venganza, y la venganza está suspendida sobre sobre sus cabezas. ¡Ay de los sacerdotes y de las personas consagradas a Dios, que por sus infidelidades y su vida malvada están crucificando de nuevo a mi Hijo! Los pecados de las personas consagradas a Dios claman al Cielo y piden venganza, y he aquí que la venganza está a sus puertas, pues no queda nadie para implorar misericordia y perdón para la gente; no hay más almas generosas, no queda nadie digno de ofrecer la Víctima sin mancha al Eterno por el bien del mundo.

Dios sobrevendrá de un modo sin precedentes. ¡Ay de los habitantes de la tierra! Dios derramará Su ira sobre ellos, y nadie podrá escapar a tantas aflicciones juntas. Los jefes, los guías del pueblo de Dios han desdeñado la oración y la penitencia, y el demonio les ha ofuscado la inteligencia; se han transformado en estrellas errantes que el viejo diablo arrastrará con su cola para hacerlos perecer. Dios permitirá a la vieja serpiente sembrar la división entre los reinantes, en todas las sociedades y en todas las familias, donde se padecerán males físicos y morales: Dios abandonará a los hombres a sí mismos y enviará castigos que se sucederán durante más de 35 años.

La sociedad está en vísperas de los más terribles y más grandes acontecimientos; debe aguardar ser gobernada por una barra de hierro y beber el cáliz de la cólera de Dios. Que el Vicario de mi Hijo, el Soberano Pontífice Pío IX, no salga más de Roma después del año 1859; pero que sea firme y generoso, que luche con las armas de la fe y del amor, Yo estaré con él. Que esté en guardia contra Napoleón. Tiene dos caras, y cuando quiera ser a la vez Papa y Emperador, Dios pronto se apartará de él; es el águila que, queriendo siempre elevarse, caerá sobre la espada de la que deseaba valerse para forzar a la gente a hacerle ascender.

Italia será castigada por su ambición de sacudirse del yugo del Señor de los Señores; así, será abandonada a luchar una guerra; la sangre fluirá por todas partes; las iglesias serán cerradas o profanadas. Se dará caza a los sacerdotes y a los religiosos; se les hará morir, y morir de una muerte cruel. Algunos abandonarán la fe, y será grande el número de sacerdotes y de religiosos que se apartarán de la verdadera religión; entre esas personas habrá incluso obispos.

Que el Papa esté en guardia contra los hacedores de milagros, porque ha llegado el tiempo en que los prodigios más asombrosos tendrán lugar sobre la tierra y en los aires.

En el año 1864, Lucifer junto con un gran número de demonios serán desatados desde el infierno; poco a poco abolirán la fe, incluso para las personas consagradas a Dios; los cegarán de tal manera que, salvo el caso de una gracia particular, esas personas tomarán el espíritu de los ángeles malignos; algunas casas religiosas perderán totalmente la fe y perderán muchas almas.



Los malos libros abundarán sobre la tierra y los espíritus de las tinieblas difundirán por todas partes un relajamiento universal para todo lo que se relacione con el servicio de Dios; éstos adquirirán un enorme poder sobre la naturaleza; habrá iglesias construidas para servir a esos espíritus. Algunas personas serán transportadas de un lugar a otro por esos espíritus malignos, incluso sacerdotes, porque ellos no habrán sido guiados por el buen espíritu del Evangelio, que es espíritu de humildad, caridad y celo por la gloria de Dios. Se hará resucitar a muertos y a justos. (es decir, que esos muertos tomarán la imagen de las almas justas que habían vivido sobre la Tierra, con el fin de seducir mejor a los hombres; esos presuntos muertos resucitados, que no serán otra cosa que el demonio adquiriendo sus apariencias, predicarán otro evengelio contrario al del verdadero Jesucristo, negando la existencia del Cielo, o sea las almas de los condenados. Todas esas almas parecerán como unidas a sus cuerpos)

Habrá en todas partes prodigios extraordinarios, porque la verdadera fe se ha extinguido y la falsa luz ilumina el mundo. 
¡Ay de los príncipes de la Iglesia que sólo se ocupan de acumular riquezas sobre riquezas, de salvaguardar su autoridad y de dominar con orgullo!

El Vicario de mi Hijo tendrá mucho que sufrir, porque durante un tiempo la Iglesia será víctima de grandes persecuciones; será ese el tiempo de las tinieblas; la Iglesia pasará por una horrorosa crisis. La Santa Fe de Dios será olvidada, cada individuo querrá guiarse por sí mismo y ser superior a sus semejantes. Los poderes civiles y eclesiásticos serán abolidos, todo orden y toda justicia serán pisoteados; no se verán más que homicidios, odio, envidia, mentira y discordia, sin amor por la patria ni por la familia.

El Santo Padre sufrirá mucho. Yo estaré con él hasta el fin, para recibir su sacrificio. Los malvados atentarán varias veces contra su vida sin poder hacerle daño y acortar sus días; pero ni él ni su sucesor, que no reinará largo tiempo, verán el triunfo de la Iglesia de Dios.

Los gobernantes civiles tendrán todos un mismo designio, que será el de abolir y hacer desaparecer todo principio religioso, para dar lugar al materialismo, al ateísmo, al espiritismo y a toda clase de vicios. En el año 1865 se verá la abominación en los lugares santos; en los conventos, las flores de la Iglesia se pudrirán y el demonio se erigirá en rey de los corazones. Que los que se hallan a la cabeza de las comunidades religiosas presten atención a las personas que deben recibir, porque el demonio empleará toda su malicia para introducir en las órdenes religiosas a personas entregadas al pecado, porque los desórdenes y la pasión por los placeres carnales serán difundidos por toda la tierra.

Francia, Italia, España e Inglaterra estarán en guerra; la sangre correrá por las calles; los franceses lucharrán contra franceses, italianos contra italianos; a continuación habrá una guerra general que será espantosa. Durante un tiempo Dios no se acordará de Francia e Italia, porque el Evangelio de Jesucristo será ignorado. Los malvados desplegarán toda su malicia; los hombres se matarán y se masacrarán unos a otros incluso en sus casas. Al primer golpe de Su espada fulminate, las montañas y la tierra entera temblarán de pavor, por los desordenes y los crimenes de los hombres que perforan la bóveda de los cielos. París será quemada y Marsella sepultada; algunas grandes ciudades serán agitadas y sepultadas por terremotos; la gente creerá que todo está perdido; no se verá mas que homicidios, no se oirá más que ruido de armas y blasfemias.

Los justos sufrirán mucho; sus oraciones, su penitencia y sus lágrimas ascenderán hasta el Cielo, y todo el pueblo de Dios pedirá perdón y misericordia, y buscará mi ayuda y mi interseción. Entonces Jesucristo, por un acto de Su justicia y de Su gran misericordia por los justos, ordenará a sus ángeles que den muerte a todos sus enemigos. De pronto, los perseguidores de la Iglesia de Jesucristo y todos los hombres entregados al pecado perecerán y la tierra se hará como un desierto.

Entonces se hará la paz, la reconciliación de Dios con los hombres; Jesucristo será servido, adorado y glorificado; en todas partes florecerá la caridad. Los nuevos reyes serán el brazo derecho de la Santa Iglesia, que será fuerte, humilde, piadosa, pobre, solícita e imitadora de las virtudes de Jesucristo. El Evangelio será predicado en todas partes y los hombres harán grandes progresos en la fé, porque habrá unidad entre los obreros de Jesucristo y porque los hombres vivirán en el temor de Dios.

Esta paz entre los hombres no será muy larga; veinticinco años de abundantes cosechas les harán olvidar que los pecados de los hombres son la causa de todas las penas que caen sobre la tierra. Un precursor del Anticristo, con sus tropas de varias naciones, combatirá contra el verdadero Cristo, el único Salvador del mundo; derramará mucha sangre y querrá destruir el culto de Dios para hacerse contemplar como un Dios. La tierra será azotada por toda clase de plagas (aparte de la peste y el hambre, que serán generales); habrá guerras, hasta la definitiva, que será hecha entonces por los 10 reyes del anticristo, los cuales tendrán un mismo propósito y serán los únicos que gobernarán el mundo.

Antes de que esto ocurra, habrá una especie de falsa paz en el mundo; la gente no pensará más que en diversiones; los malvados se entregarán a toda suerte de pecados; pero los hijos de la Santa Iglesia, los hijos de la fe, mis verdaderos imitadores, crecerán en el amor de Dios y en las virtudes que me son más queridas. ¡Dichosas las almas humildes conducidas por el Espíritu Santo! Yo combatiré con ellas hasta que lleguen a la plenitud de la Edad.

La naturaleza clama venganza contra los hombres, y se estremece de espanto a la espera de lo que debe ocurrir en la tierra asolada de crímenes. Temblad, tierra, y vosotros, que hacéis profesión de servir a Jesucristo y que por dentro os adoráis a vosotros mismos; temblad, pues el Señor va a entregaros en manos de su enemigo; porque los lugares santos están bajo la corrupción; muchos conventos ya no son la casa de Dios, sino establos de Asmodeo y de los suyos.

Será durante este tiempo cuando nacerá el Anticristo, de una religiosa hebrea, de una falsa virgen que tendrá comunicación con la vieja serpiente, el maestro de la impureza; su padre será obispo. Al nacer, vomitará blasfemias, tendrá dientes; en una palabra, será el diablo encarnado; proferirá gritos espantosos, hará prodigios, no se alimentará mas que de impurezas. Tendrá hermanos que, aunque sin ser demonios encarnados como él, serán hijos del mal; a los doce años se harán destacar por sus brillantes victorias que les serán reportadas; pronto, serán llevados a la cabeza de los ejércitos, asistidos por legiones del infierno.

Las estaciones serán cambiadas, la tierra no producirá mas que malos frutos, los astros perderán sus movimientos regulares, la luna no reflejará mas que una débil luz roja; el agua y el fuego darán al globo terráqueo movimientos convulsivos y horribles terremotos que harán engullir montañas, valles, etc... Roma perderá la fe y se convertirá en la sede del Anticristo.

Los demonios del aire junto con el Anticristo harán grandes prodigios sobre la tierra y en los aires, y los hombres se pervertirán más y más. Dios cuidará de sus fieles servidores y de los hombres de buena voluntad; el Evangelio será predicado por todas partes; todos los pueblos y todas las naciones tendrán conocimiento de la Verdad.

Yo dirijo una llamada urgente a la tierra; llamo a los verdaderos discípulos del Dios vivo y reinante en los Cielos; llamo a los verdaderos imitadores de Cristo hecho hombre, el único y verdadero Salvador de los hombres; llamo a mis hijos, mis verdaderos devotos, a los que se han dado a Mí para que Yo los lleve a mi divino Hijo, a los que llevo, por así decir, en mis brazos, a los que han vivido de acuerdo con Mi Espíritu.

En fin, llamo a los apóstoles de los últimos tiempos, a los fieles discípulos de Jesucristo, a los que han vivido con desprecio del mundo y de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desdén y en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos del mundo. Es tiempo ya que ellos salgan y vengan a iluminar la tierra; id y mostraos como mis amados hijos; yo estoy con vosotros y en vosotros, siempre la fe sea la luz que os ilumine los días de infortunio. Que vuestro celo os haga como hambrientos de la gloria y el honor de Jesucristo. Combatid, hijos de la luz, vosotros, los pocos que pueden ver, porque he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines.

La Iglesia será eclipsada, el mundo estará consternado. Pero ahí estarán Enoc y Elías llenos del Espíritu Santo; ellos predicarán con la fuerza de Dios, y los hombres de buena voluntad creerán en Dios, y muchas almas serán consoladas; ellos harán grandes progresos por la virtud del Espíritu Santo y condenarán los errores diabólicos del anticristo.

¡Desdichados los habitantes de la Tierra! Habrá guerras sangrientas y hambrunas, pestes y enfermedades contagiosas; habrá lluvias de un granizo espantoso de animales; truenos que sacudirán las ciudades; terremotos que sepultarán países; se escucharán voces en los aires; los hombres golpearán sus cabezas contra las murallas; invocarán la muerte y ésta, por su parte, será su tormento; la sangre correrá por todas partes.

¿Quién podrá vencer si Dios no abrevia el tiempo de la prueba? Dios terminará por acceder ante la sangre, las lágrimas y las súplicas de los justos; Enoc y Elías serán condenados a muerte; Roma pagana desaparecerá; el fuego del Cielo caerá y consumirá tres ciudades; todo el universo será presa del terror, y muchos se dejarán seducir porque no habrán adorado al verdadero Cristo que vive entre ellos. Este es el momento; el sol se oscurece; solamente la fe subsistirá.

Ha llegado la hora; el abismo se abre. He aquí el rey de los reyes de las tinieblas. He aquí la bestia con sus vasallos, diciéndose el salvador del mundo. Se remontará soberbio por los aires para llegar al cielo; será ahogado por el aliento de San Miguel Arcángel. Se precipitará y la tierra, que habrá estado 3 días en continuas convulciones, abrirá su seno en llamas; será sumido para siempre, con los suyos, en los abismos eternos del infierno. Entonces, el agua y el fuego purificarán a la Tierra y consumirán todas las obras del orgullo del hombre, y todo será renovado: Dios será servido y glorificado.

martes, 8 de septiembre de 2015

Jacareí, 10 de Septiembre del 2006 - MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

10 de Septiembre de 2006 - Mensaje de Jesucristo a través del Vidente Marcos Tadeu

MENSAJE ESPECIAL

SOBRE LA VERDAD DEL MUNDO ACTUAL

(Marcos): “Hoy, Nuestro Señor vino junto con María Santísima y San José. El semblante de Ellos era grave y triste. Nuestro Señor dio hoy este Mensaje para el mundo.”

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

“Queridos Hijos, estoy con ustedes una vez más hoy. Yo Soy Jesús, Hijo de Dios, el Verbo Eterno.


Lo que Mi Santa Madre dijo en La Salette vuelvo a decir nuevamente aquí: “Las almas consagradas a Dios, muchos Obispos, Sacerdotes y Religiosos; por su mala vida, por su búsqueda de los placeres, de los honores, viviendo para agradar a las personas, por sus malos ejemplos, se tornaron cloacas de impureza. Los pecados de esas almas, de esas personas, gritan al Cielo por venganza, y es que la venganza cuelga sobre sus cabezas.”


Estas almas Sacerdotales y Religiosas que persiguieron las Apariciones de Mi Madre en tantos lugares, que quisieron callar los labios de Mi Madre en tantos lugares, los pecados de esas almas ya atrajeron y ya luego atraerán muchos más castigos para la humanidad, visto que obstinados, temerosos y empedernidos en su rechazo en obedecer los Mensajes, continúan persiguiendo a Mi Madre, a desacreditar Sus Apariciones, a negar Sus Señales, Milagros y Sus Lágrimas.


Sí, Mi Justicia va a castigar de una manera nunca antes vista en la historia de la humanidad. Voy a castigar de manera sin precedentes.


Me crucifican de nuevo los pecados de estas almas, de estas almas consagradas a Dios que niegan Mis Apariciones, que prohíben al pueblo de creer en Nuestros Mensajes, en Nuestras Lágrimas de Sangre, en Nuestros Avisos y aún dicen al pueblo que esto es Mi Voluntad. Esos pecados de esas almas consagradas a Mí van a atraer la mayor hecatombe de la historia de la humanidad.


Me crucifican de nuevo esos niños de hoy en día, que no le gustan rezar el Rosario de Mi Madre, que son rebeldes a todo tipo de enseñanza: quiera sea moral, quiera sea espiritual y religioso.


Me crucifican de nuevo estos jóvenes de hoy, enemigos de la Oración, enemigos de Mi Madre, enemigos del Sacrificio, de la Penitencia, de las Virtudes que tan queridas Me son.


Me crucifican de nuevo estos padres de hoy en día, que se preocupan en dar todo a sus hijos, menos la Oración. No les enseñan a hacer pequeños sacrificios, no les enseñan a orar el Rosario, no les enseñan a oír Mi Palabra y la Palabra de Mi Santa Madre. Estos padres de hoy, que ofrecen toda la comodidad a sus hijos, descuidando lo espiritual.


Estos padres de hoy Me crucifican de nuevo. Me crucifican de nuevo porque no tienen amor por Mí. Me crucifican de nuevo porque no tienen Fe en Mí. Me crucifican de nuevo porque dejan que el demonio entre primero en el alma de sus hijos, antes que Yo y Mi Madre entremos.


Me crucifican de nuevo los pecados de este pueblo, de estos hombres, de estos padres de familia, que prefieren juegos, bebidas, fiestas envés de rezar con su familia, de enseñarles a rezar, de anunciarles Nuestras Palabras y darles ejemplo de Oración y de Santidad en primer lugar.


Me crucifican de nuevo esos hombres de hoy en día, que pretenden vivir sin Mí, gobernar sin Dios, vivir sin Dios, crecer sin Dios, progresar sin Dios y morir sin Dios.


Me crucifican de nuevo esos hombres de hoy, que niegan que el Infierno existe para así disculparse, justificarse en todos sus desórdenes, maldades y todos sus pecados.


Me crucifican de nuevo estos hombres de hoy, que niegan que el Purgatorio existe, que niegan que el Cielo existe, que dicen que la vida termina aquí y después nada más.


Me crucifican de nuevo estos hombres de hoy, que niegan a Mi Madre, la Reina del Cielo, Asunta al Cielo en cuerpo y alma, pueda aparecer con Su cuerpo glorioso en la tierra, a quien Ella quiere, como quiere, cuanto tiempo quiere, para hablar lo que Ella quiere.


Me crucifican de nuevo los que niegan que Mi Padre Adoptivo San José pueda aparecer aquí, que Él pueda comunicar Sus Mensajes, revelando Mi Voluntad; que Mis Ángeles y Mis Santos puedan comunicarse por Mi Poder y Autoridad, para comunicar a los hombres Mi querer.


Me crucifican de nuevo estos hombres de hoy que no saben más lo que es rezar, que no tienen más vida interior, que no se importan con la salvación de sus almas, con la extinción de sus defectos y fallas, y con la adquisición y el aumento de las Virtudes en sus almas.


¡Pueblo desobediente! ¡Raza de víboras! ¿Quién les enseñó a huir de la ira que ha de venir? Mi hacha ya está puesta en la raíz de los árboles, todo árbol que no da buenos frutos, Yo la cortaré y la echaré en el fuego.


Me crucifican de nuevo esos hombres de hoy, que enseñan que tanto los Justos cuanto los pecadores irán todos para el mismo lugar, desanimando así a los Justos de continuar a ser buenos y justos, y justificando así las peores maldades y désordenes de los pecadores. 


¡Me crucifican de nuevo! ¡Me crucifican de nuevo!






Me crucifican de nuevo los hombres de hoy, sin piedad, repiten también la traición de Judas, especialmente las almas consagradas: los Obispos, Padres y Religiosos, que persiguen Nuestros Mensajes, que son el último medio de salvación de esta humanidad que se tornó peor de que en el tiempo del Diluvio.


Cometen de nuevo la traición de Judas. Cuantas almas consagradas a Dios son almas consagradas Judas. ¡Me crucifican de nuevo! ¡Me crucifican de nuevo!


Yo mandé que leyesen los libros: “Imitación de Cristo”, el “Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen” y el “libro de Nuestros Mensajes” diariamente, pero nunca nos obedecieron, no nos obedecen.


¡Raza de víboras! ¿Quién les enseñó a huir de Mi ira que ha de venir? Miren para el sol y verán que él gira sobre ustedes. Es la señal de Nuestros Corazones Unidos, de que estamos presentes aquí. Sí, por detrás de las nubes, el sol se manifiesta a ustedes para confirmar Nuestras Palabras y para indicarles que este es el tiempo de los tiempos y el fin de los fines. Las señales en el sol, en la luna y en las estrellas les son dadas para indicarles que este es el tiempo propicio a la conversión y que este tiempo está terminando.


Lo que Mi Madre dijo en La Salette hace 160 años atrás, en el año de 1846, en Francia, todo va a cumplirse. Estas Apariciones son la coronación de aquellas de La Salette. Ellas son el término glorioso de los Avisos dados por Mi Madre en el terrible secreto de la montaña de La Salette.


Paren de crucificarme de nuevo y de crucificar conmigo a Mi Madre y San José, porque Ellos también sufren el mismo dolor que Yo. Ellos también son crucificados junto conmigo nuevamente cuando hacen todas estas cosas, todos los desórdenes y ofensas que Yo dije.


Me crucifican de nuevo estas familias de hoy, que solo piensan en diversiones y placeres, y descuidan de la Oración del Rosario, de la Penitencia, de la Lectura de Nuestros Mensajes ¡Descuidan, descuidan, descuidan la Oración!


Muchas familias ya dejaron albergar en su interior al demonio. Muchas familias ya dejaron habitar en sus casas al demonio Asmodeo, el destruidor de las familias, porque no rezan el Rosario, porque ven películas violentas e indecentes, porque se visten con estas ropas indecentes de hoy, porque pronuncian palabras feas dentro de sus casas, porque no rezan y no tienen más en sus casas Mi Imagen, de Mi Madre y de San José entronizadas en sus casas, para que así seamos los Reyes de sus casas. Por eso el demonio entra y sale, gobierna y maniobra a las familias como él quiere.


Me crucifican de nuevo los hombres de estos tiempos, hombres malvados, perversos y justificadores de todo su rechazo en obedecer Nuestros Mensajes ¡Me crucifican de nuevo!


¡Conviértanse rápidamente! ¡Este es Mi Aviso!


Continúen con todas las Oraciones que Nosotros les dimos aquí: Hora de la Paz, Hora de San José, Hora del Espíritu Santo, Rosario Meditado que Mi Hijito Marcos hace, pues, es lo que más nos agrada, nos consuela, nos glorifica, nos exalta y que es el más eficaz para la salvación de ustedes en estos tiempos malos.


Continúen con la Cruzada del Rosario. Continúen a leer los libros que Nosotros les mandamos. Continúen a leer la vida de Mi Madre revelada en los libros “Mística Ciudad de Dios”. Sí, Mi Madre es la Mística Ciudad, en Ella Yo habito, en Ella Yo Soy el Rey, siempre fui y seré el Rey Supremo y Absoluto por los siglos de los siglos.


Y tú Mi Hijo Marcos, Mi Sagrado Corazón te bendice hoy hijito, por haber hecho la Imagen de Mi Madre Santísima, la Señora de las Lágrimas. Sí, Mi Madre y también Mi Hija Amalia Aguirre, Ellas mismas asistieron al escultor que hizo la Imagen, según tus indicaciones. Sí, la mano de Mi Madre y la mano de Mi Sierva Amalia Aguirre guiaron las manos del escultor. 


Tú quitaste la espada de dolor llena de sangre del Corazón de Mi Madre, espada de dolor que el Clero clavó en los años de 1930, cuando prohibió las Apariciones de Mi Madre Santísima en Campinas. Prohibió las divulgaciones de los Mensajes, de la Imagen, de la Medalla. Sí Mi Hijo, quitaste la espada, curaste, cerraste esa llaga del Corazón Doloroso de Mi Madre.


Niño, es porque te confié tantas misiones importantes y tantas tareas, porque eres dócil, porque obedeces, porque cumples lo que decimos sin preguntar, sin cuestionar, porque das todo de ti mismo para realizar Nuestros deseos, porque te esfuerzas más allá de tus fuerzas para vernos satisfechos, atendidos y obedecidos.


Es porque aquí, este pobre lugar, será siempre Nuestro Granero de Gracias, Nuestra Arca de Salvación, donde recogeremos a todos los Electos, todos los Predestinados, todos los destinados a ser salvos y que tienen su nombre escrito en el Libro de la Vida. 


Es porque este lugar será el gran polo, el gran sol que iluminará el mundo entero. Aquí serán atraídos todos los Predestinados, todos los que son destinados a ir para el Cielo. Los réprobos, los que fueron destinados a ir para el Infierno, siempre detestarán, odiarán y mirarán con incredulidad y desconfianza este lugar. El nombre de ellos ya está borrado del Libro de la Vida.


Pero aquellos que tienen el alma buena y pura como la de un niño, que tienen la Fe pura como la de un niño, esos nos reconocerán aquí, nos escucharán y vendrán, nos obedecerán, nos amarán y se tornarán los Grandes Santos que irán brillar como una constelación de estrellas estampadas en el Manto de Mi Madre Santísima, la Señora de las Lágrimas. Ellos serán estas estrellas que rodean la cabeza de Mi Madre Santísima que aparece aquí, la Reina y Mensajera de la Paz.


Mi niño, Marcos, Mi Hijo, el menor de todos, el más pequeñito y el más querido, Yo te bendigo, te bendigo porque hoy cerraste una herida que sangraba en el Corazón de Mi Madre hace 70 años. Al hacer esta Imagen, cerraste más una llaga dolorosa del Corazón de Mi Madre.


Continúa así, enfermero del Corazón de la Madre de Dios. Mientras el mundo y el Clero abren nuevas llagas en el Corazón de Mi Madre, tú las cierras. Continúa cerrando, continúa siendo el enfermero del Corazón de la Madre de Dios. Yo te bendigo, bendigo las Imágenes de Mi Madre, de Mi Padre San José, los Rosarios, Medallas y Escapularios suyos, los libros de los Mensajes, los Rosarios Meditados.


A todos bendigo y Conmigo también les bendicen Mi Madre y Mi Padre San José. Vayan en Paz. Queden en Mi Paz. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...